fbpx
Medidas preventivas de incendio, extintor
¿Sabes que dice Gaceta Oficial del 01 de Junio del 2021 con las medidas aplicables para prevención de incendio?
15 junio, 2021
Show all

¿Cómo funciona la vacuna de AstraZeneca?

AstraZeneca es una vacuna vectorial. Según el Instituto alemán Paul Ehrlich (PEI), esta se basa en los virus de la gripe de chimpancés, inofensivos para los humanos. Estos virus de la gripe de la familia de los adenovirus son modificados de tal manera que contienen el gen con el plano para la producción de una proteína de superficie optimizada del coronavirus, la proteína espiga (spike) del SARS-CoV-2.

Tras la vacunación, el virus modificado entra en algunas células del cuerpo humano. Las células utilizan el gen para producir la proteína spike. El sistema inmunitario lo reconoce entonces como extraño y, en respuesta, produce anticuerpos y células T que, idealmente, protegen contra la infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

¿Es la vacuna adecuada para todas las edades?

La OMS recomienda la vacuna para todas las personas a partir de los 18 años, incluidas las de 65 años, y también mayores de esa edad. Lo mismo dice la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

¿Cuál es la efectividad de AstraZeneca?

La vacuna de Vaxzevria (AstraZeneca) fue autorizada el 29 de enero de 2021. La eficacia en participantes sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2 y con un intervalo entre dosis de 10-12 semanas, preferiblemente a las 12 semanas, a partir de 15 días tras la segunda dosis se sitúa alrededor del 80%.

 

¿Cuáles son los efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca?

Los efectos adversos más frecuentes son sensibilidad en el lugar de inyección (63,7%), dolor en el lugar de inyección (54,2%), fatiga (53,1%), cefalea (52,6%), mialgias (44%), artralgias (26,4%), escalofríos (31,9%), nauseas (21,9%), fiebre (7,9%) siendo mayoritariamente de intensidad leve o moderada y desapareciendo unos días tras la vacunación. Estas reacciones son más leves y menos frecuentes tras la segunda dosis. Las personas de mayor edad presentaron menor frecuencia de reacciones adversas y de intensidad leve.
Existe un riesgo muy infrecuente de trombosis con trobocitopenia, sobre todo en personas menores de 60 años y mujeres. Se puede utilizar paracetamol como tratamiento profiláctico o sintomático para reducir estos síntomas, sin que su uso interfiera en la respuesta inmune.

La investigación de los casos notificados de trombosis que realizó la EMA concluyó que se trataba de aparición de coágulos en lugares poco frecuentes como pueden ser algunas venas cerebrales o del abdomen, varios días después de haber recibido la vacuna. Estos eventos adversos graves son muy poco frecuentes en relación con el alto número de personas vacunadas. Por lo tanto, no se contraindica su utilización en personas con antecedentes de trombosis, en tratamiento anticoagulante o que toman anticonceptivos.

Prima el beneficio de la vacunación para estos pacientes, ya que la covid-19 se asocia, por sí misma, a un aumento de eventos trombóticos. Sin embargo, por las similitudes en la patogenia, se desaconseja la administración de esta vacuna en personas con antecedente de trombocitopenia inducida por heparina.

¿Qué prevenciones podemos tomar? 
​Como medida de precaución, las personas que varios días tras la vacunación con AstraZeneca presenten dolor de cabeza intenso y persistente que aumenta con el movimiento y al tumbarse, así como petequias o moratones fuera del lugar de inyección, deben acudir a su centro médico de referencia.

La seguridad de las vacunas se vigila de manera continua, con la finalidad primordial de proteger a la población y asegurar que los beneficios de su utilización superan los riesgos. Hay que recordar que el dolor de cabeza, malestar, febrícula, mialgias, así como náuseas y vómitos, son frecuentes tras la vacunación, y que pueden tratarse con paracetamol. Estos síntomas no suelen durar más que unos pocos días.

¿Servirá una tercera dosis de AstraZeneca?

Un estudio realizado, dejo otro hallazgo importante: suministrar una tercera dosis al menos medio año después incrementaría seis veces los anticuerpos y ofrecería una mayor inmunidad frente a las variantes alfa (detectada primero en el Reino Unido), beta (en Sudáfrica) y delta (en la India).

Sin embargo, los autores del estudio señalan que aún “no se sabe si se necesitarán inyecciones de refuerzo”. Esta sería necesaria en dos casos: refuerzo de la inmunidad ante variantes o disminución de la misma.

Todas las personas vacunadas con cualquiera de las cuatro vacunas deben seguir manteniendo todas las medidas de precaución para su protección y la de los demás (mascarillas, distancia social, evitar aglomeraciones, lavado de manos y cuarentena tras una exposición).

 

 

Comments are closed.

WhatsApp chat